En el mundo se aprecia la alegría de la vida, que con los ojos bien abiertos, se queda impresa en el alma.
Araceli Salas